Protocolo ceremonia de boda religiosa

fotografo de boda Vitoria

En este artículo vamos a hablar sobre las diferentes opciones que tenemos a la hora de hacer un orden del día. Básicamente, lo que tenemos que tener más presente es la hora en la que se va a realizar la celebración. A partir de ahí, vamos a tirar hacia atrás para ir planificando lo que va antes, como por ejemplo peluquería, maquillaje, etc. A partir de la celebración, hacia adelante, vamos a poner la sesión de fotos, si la hubiera, el banquete, la tarta, el baile, etc. De esta manera, va a estar todo más ordenado y los novios podréis estar más tranquilos y relajados. En cualquier caso, no es necesario seguir toda la planificación a rajatabla, pero sí que va a ser todo más fácil si tenéis todo bien apuntado.

Vamos con el protocolo antes de la ceremonia

Lo que dice el protocolo es que el novio y la madrina deberán estar unos 20 minutos antes de la ceremonia. De esta manera, ellos irán recibiendo a los invitados según vayan llegando. Además, una representación de la familia de la novia también debería estar allí recibiendo a los invitados. Por ejemplo la madre, hermana o hermano. Cuando falten pocos minutos para la ceremonia y ya todos los invitados se encuentren allí, deberán llegar la novia y el padrino.

Una vez transcurrida la recepción de todos los invitados, hay que decidir la forma en la que ha de llegar la novia. Hay dos opciones para ello. Una opción es que con todos los invitados dentro, el novio espere en el altar. De esta manera, el novio ve como su futura esposa va entrando entre medias de todos los invitados cogida del brazo del padrino. En una segunda opción, esperarían todos los invitados fuera. La novia llegaría en coche y el novio le abriría la puerta. Por último, hay una opción más pero que es muy poco habitual. Esta es que ambos dos llegan juntos en el coche.

Una cosa a tener en cuenta. El hecho de que sea más o menos habitual no quiere decir que sea ni mejor ni peor. Mi recomendación es que elijáis lo que elijáis, no lo hagáis en contra de vuestros gustos. Lo más importante es que os sintáis cómodos con las decisiones que vayáis tomando.

A continuación podéis ver una pequeña planificación general con el horario de referencia para una boda religiosa a las 13.00
12:40 Llegada del novio con la madrina. Se realiza la recepción de invitados.
12:55 Llegada de la novia con el padrino.
13:00 Da comienzo la ceremonia
14:00 Concluye la ceremonia

Vamos ahora con el orden de entrada a la ceremonia. En mi opinión, los primeros que tienen que entrar son los niños. Después los contrapadrinos, a continuación entrarían el novio y la madrina. Se cierra la puerta, suena la música, se vuelve a abrir la puerta y entran la novia con el padrino. Hay otra versión en la que los niños entran justo delante de la novia a modo de pajes, pero yo no la recomiendo, ya que el momento de la entrada de la novia es un momento clave en el que toda la atención tiene que estar en la novia y su camino al encuentro de su futuro marido.

Según lo que marca el protocolo, todas las entradas que se realicen han de ser con el hombre ofreciendo el brazo derecha a la mujer. La novia por tanto, entraría cogida de su brazo izquierdo al padrino y con su mano derecha sujetaría el ramo. Tenéis que tener en cuenta que esto es solamente un protocolo estándar. Si estáis más cómodos al revés, no os lo penséis y hacedlo como mejor os parezca.

En cuanto al protocolo de colocación ante el altar, tened en cuenta que la colocación de los invitados hará que todo el mundo sepa donde tiene que ir. Los familiares más directos, obviamente, irán en los primeros bancos. El resto de invitados irán detrás junto a sus acompañantes. Si somos estrictos, el protocolo indica que los invitados del novio irían en el lado derecho según se mira al altar y los de la novia al izquierdo. Pero como digo, esto sería en bodas con mucha formalidad.

Y vamos ya con la salida. Temeos dos tipos de salida. Por una parte, con los invitados dentro, los novios saldrían los primeros. Les seguiría la madrina junto al padrino y seguidamente los contrapadrinos. Esta opción es muy adecuada si os queréis librar de la ducha de arroz, pétalos y confeti. También tenéis la opción de que salgan primero todos los invitados, mientras los novios os quedáis realizando las firmas y haciendo fotos con la familia más directa en el altar. Mientras tanto, los invitados en el exterior se preparan para vuestra gran salida.

Si la última opción es vuestra preferida y os queréis ahorrar el agobio del aluvión de besos y abrazos, podéis crear un pasillo en la salida con cestas de pétalos. La gente se pondría por detrás. Al final del pasillo estaría el coche para que vayáis a la sesión de fotos o al banquete. De esta manera os ahorraréis media hora y llegaréis a tiempo para el aperitivo. Allí ya dispondréis de tiempo para más tranquilamente ir agradeciendo a cada uno de los invitados.

 
 
Este artículo también te interesa…

Como Disenar Un Buen Banquete De Boda