Las bodas se organizan con tiempo. Qué hacer en cada momento.

fotografo de boda Vitoria

Ya hemos superado la experiencia de la pedida de mano. Hemos dado la noticia a los familiares y amigos. Hemos repartido besos a diestro y siniestro, hemos bridado, nos hemos felicitado y abrazado. Ahora os encontráis delante de una infinidad de cuestiones que concretar, términos que no domináis, decisiones que tenéis que tomar. Tal es la cantidad de cosas por hacer que lo normal es que os sobrevenga la sensación de no saber ni por dónde empezar. Lo mejor es ir por partes. En este blog vamos a ir viendo todas y cada una de esas partes, de una forma planificada y ordenada. Ya veréis como a pequeñas dosis, la cosa no es tan complicada como parece.

No nos volvamos locos. Es verdad que lo que no conocemos nos parece super complicado y nos asusta. Lo primero de todo es establecer la lista de todas las decisiones que tenemos que tomar. También iremos matizando todas aquellas dudas que suelen surgir. Esto os dará la tranquilidad de tenerlo todo bajo vuestro control.

La pregunta más importante a la que primero deberéis contestar es cómo os imagináis vuestra boda. En el momento en el que empecéis tan solo a imaginarlo, veréis como se van disipando todas las preocupaciones sobre esos temas que no controláis y esas decisiones que no sabéis cómo abordar. Más adelante iremos entrando una a una en todas ellas, pero si sois capaces de imaginar, recrearos y encima, disfrutar haciéndolo, no tendréis ningún problema en ir superando todos los obstáculos. Como digo, en este blog os guiaré en todos y cada uno de los pasos que hay que ir dando, para que vuestra boda sea una boda perfecta, llena de alegría y emoción, donde disfrutéis al máximo.

Necesitamos una agenda. Para que reine la tranquilidad y evitar así agobios y presiones. Es muy importante realizar una planificación que vaya desde el día de hoy hasta el día de la boda. Esto os orientará de qué y cuándo hay que ir cerrando cada uno de los preparativos. A continuación os voy a poner una guía para que os podáis orientar a cerca de los tiempos aproximados en los que deberéis ir concretando cada uno de los aspectos. Recordad que es orientativo y que lo podéis adaptar a vuestros propios tiempos.

Con más de un año de antelación:

– Marcar el presupuesto aproximado.
– Elegir la fecha
– Elegir el lugar de la celebración y del banquete
– Concretar la lista de invitados inicial.
– Seleccionar al fotógrafo

Entre medio y un año de antelación:

– Concretar quién os va a casar
– Preparar toda la documentación y decidir quiénes serán los testigos
– Elegir el vestido de novia sin olvidar complementos
– Contratar la música
– Planear el viaje de novios

Entre medio año y cuatro meses:

– Reservar peluquería y maquillaje
– Elegir el traje de novio sin olvidar complementos
– Reservar vuestro propio transporte
– Elegir quien se encargue de las invitaciones
– Contratar floristería para decoración y ramo de la novia

Entre tres y dos meses:

– Hacer las pruebas de maquillaje y peluquería
– Contratar transporte de invitados
– Mandar las invitaciones
– Regalos para invitados

Un mes

– Definir la distribución de asientos
– Hacer la Segunda prueba de maquillaje y peluquería
– Reunión con responsable de la música para concretar canciones

Tres semanas:

– Confirmar con todos los proveedores

Dos semanas

– hacer las minutas y tarjetas con los nombres de la mesa
– Organizar la distribución de las mesas
– Prueba final de vestido y traje de novios

Una semana

– Volver a confirmar con todos los proveedores
– Concretar con el restaurante el número final de invitados
– Últimos retoques de belleza

Y lo más importante, aplicable a cada periodo, es que no os olvidéis de hacer las cosas que siempre os han gustado hacer juntos. Aunque los preparativos de la boda puedan ocupar gran parte de vuestro tiempo, es importante que reservéis siempre algo de tiempo para vosotros. Tiempo que os ayude a desconectar de tanto preparativo y ayude a reforzar vuestro vínculo.