El tentempié de una boda

fotografo de boda Vitoria

Las horas pasan sin darnos cuenta, pero en los estómagos se nota. Aunque hayamos comido en grandes cantidades, al de unas horas, los estómagos vuelven a plantear sus demandas. De esta manera, para que no decaiga, cada vez es más frecuente sacar un picoteo.

En este sentido, lo más recomendable es que se encarguen del picoteo los mismos que del banquete. Esta es la opción más habitual y económica. De esta manera se pueden aprovechar las sinergias de la cocina y así podrá salirnos más económico. Se les puede pedir que preparen una variedad de montaditos, unos pinchos variados o bocadillitos. Además, se puede completar con unas salchichas, o pizzas o sándwich. Esto, nos podría salir por unos 15 euros por cabeza.

Los camiones de comida

Existe también otra posibilidad, la cual consiste en contratar algún camión de comida. Hay un amplio abanico de camiones y camionetas que sirven varios tipos de comida. De esta manera, podemos coger fuerzas desde con hamburguesas o perritos calientes, hasta crepes o helados.

Cuando de picar algo se refiere, las posibilidades se abren en varios sentidos. De esta manera, hay opciones desde organizar un puesto de churros y chocolate, hasta buñuelos o rosquillas, Un café bien caliente, montar una mesa de sándwiches o incluso dejar los ingredientes con una gran variedad de panes y que cada uno se lo monte como quiera.

Una de las cosas que siempre es un éxito se trata de un carrito de palomitas. Se pueden poner dulces y saldas, y con unos vasos de plástico para que los invitados se sirvan ellos mismos.

También es muy valorado el tapeo típico a base de pan, jamón, croquetas, patatas, champiñones, embutido, banderillas, etc. Se prepara una mesa con los ingredientes y unas salsas, y cada uno se va preparando el tentempié como más le guste.

No podemos olvidarnos de los vegetarianos, que cada vez son más. Podría estar muy bien el dedicar un espacio al mundo vegetariano, incluso al vegano también.

Y por último, para los más golosos, una mesa de dulces de todo tipo, con un montaje y preparación muy cuidados. Este es un tema que le suele gustar a mucha gente preparar y decorar, porque visualmente suele quedar muy agradecido. De esta manera, podéis encargaros vosotros mismos si o gusta, o bien pedirselo a alguno de vuestros invitados de más confianza.

Las claves para tener un candy bar de éxito son, por una parte una gran variedad, ya que cada invitado tiene sus preferencias. Y por otra, cuidar el tema de las aglomeraciones de gente. Para ello, viene bien hacer pequeños paquetitos y repartirlos un poco.

Como ya hemos dicho, en el caso de las mesad de dulce el elemento visual es clave. Convirtiéndose en un elemento más de la decoración. No es de extrañar que muchos invitados se quieran sacar fotos allí.