Cuánto cuesta organizar una boda simbólica

fotografo de boda Vitoria

En este tipo de bodas, donde la ceremonia se realiza de forma simbólica, el coste no tiene por qué ser elevado. Además, tenemos a nuestra disposición un sinfín de posibilidades para convertir el día de nuestra boda en algo inolvidable que quede marcado para siempre en nuestra memoria.

En realidad, no se necesitan muchas cosas para que nuestra celebración sea algo más organizada y que fluya intensamente y llegue tanto a nuestros corazones como a los de nuestros invitados.

Digamos que si nos centramos en lo básico, con un técnico especializado en ceremonias, un oficiante y unas sillas es más que suficiente. Hay empresas que te ofrecen todo el pack, junto con el sonido y las sillas por un importe que va entre los 400 y los 1.000 euros. Lo más importante es que el oficiante realice con vosotros una preparación personalizada del guion de la ceremonia.

En muchas ocasiones, los parajes más bellos de la naturaleza lo son precisamente por la falta de intervención humana. Cuando elegimos uno de estos sitios, podemos necesitar un aporte de energía eléctrica autónoma para que nuestra celebración se pueda desarrollar con todo el aporte de luz y sonido. Esto lo conseguimos contratando un generador eléctrico. Mi recomendación es que lo hagáis junto con el sonido. De esta manera aprovecharéis el coste de transporte. El coste del alquiler va a depender de la potencia, pero normalmente se puede conseguir por entre unos 100 y 250 euros. Un tema a tener en cuenta es si en el coste del alquiler se incluye o no el precios del gasoil.

Pero todos estos elementos son básicos, no obligatorios. Siempre se puede organizar una boda con muy pocas cosas. En realidad, se puede prescindir de casi todo, consiguiendo que la celebración mantenga su esencia e intensidad emocional. Por ejemplo, se puede hacer una breve ceremonia con los invitados de pie. Si tenéis pocos invitados no necesitaréis un equipo de sonido. Y si además, elegís una hora para la ceremonia donde haya luz natural, podéis prescindir incluso del generador. Luego, el oficiante puede ser un concejal o incluso un amigo de toda la vida.

En cualquier caso, siempre tenéis la posibilidad de contratar a un maestro de ceremonias. Tenéis a vuestra disposición oficiantes profesionales que pueden guiaros a lo largo de toda vuestra ceremonia. Además, os darán las claves para la preparación del momento álgido del día. La cuestión es buscar el que mejor se adapte a vuestras necesidades. Por un lado, hay empresas especializadas que os pueden ofrecer este servicio, pero también personas individuales. Lo mejor es que busquéis al que mejor se adapte a vuestras características y vuestro estilo de boda.

Un buen profesional Maestro de Ceremonias u oficiante es capaz de captar vuestra esencia y estilo. Podrá captar vuestros gustos y adaptará la celebración a vuestra medida. Lo más importante es que vosotros los novios colaboréis con él. Es interesante incorporar elementos personales y biográficos. También aportar esos guiños a familiares y amigos que hagan que la celebración esté cargada de muchísima emoción. La música también juega un papel muy importante. Genera una atmósfera idónea. Por ejemplo, en momentos clave, como el intercambio de anillos o la entrada de la novia. También evita el nerviosismo y la inseguridad, al tratarse de melodías que has sido muy importantes y os han marcado a lo largo de vuestras vidas.

Quisiera insistir en que la música y los detalles personalizados son la clave que marcará la diferencia en este día tan señalado. Son esos matices los que convierten vuestra boda en una experiencia única e inolvidable.

 
 
Este artículo también te interesa…

Cuando Como Y Donde Celebrar El Banquete De Boda