Cómo planificarte el día de tu boda

fotografo de boda Vitoria

Una vez que todo está a punto, perfectamente organizado, con todos los proveedores confirmados y todo bien acordado, nos tenemos que poner a pensar en la ejecución perfectamente orquestada. Lo que hemos estado preparando con tanta antelación, se pone en juego en este día tan señalado. Por tanto, hay que ser muy minucioso con el detalle de la ejecución, para que todo vaya como un reloj suizo. Es importante tener en cuenta las pautas para programar un buen horario. Tenemos que coordinar los tiempos y llegado el punto podremos incluso ganar algo de tiempo en el traslado al restaurante si se hace de forma ordenada.

En este artículo vamos a hablar de la planificación de todo lo que previamente hemos organizado. Suponemos por tanto que ya está todo cerrado y acordado. En lo que nos vamos a centrar es en ponerle hora exacta de ejecución para que todo vaya rodado. La clave en esto es conseguir programar muy bien los tiempos, de tal manera que no estemos con la lengua fuera en ningún momento. Si la celebración es de tarde, probablemente tengamos más tiempo y nos podamos organizar de forma más relajada. Pero si es de mañana, tenemos que ser muy minuciosos con todas y cada una de las horas y minutos, para que no se nos atragante ningún paso.

El epicentro del día es la ceremonia. Es ahí donde tenemos que anclar el punto de referencia de la hora de inicio de la ceremonia, para que todo vaya en consonancia. De esta manera, la programación de las citas con peluquería y maquillaje tendrá que ser con suficiente antelación como para que podamos ir con comodidad. Es recomendable poner en conocimiento de los profesionales nuestro horario, para que ellos puedan optimizar su tiempo de la mejor manera posible. También tenemos que tener en cuenta el reportaje fotográfico, para establecer un horario en el que no tengamos que andar con prisas y podamos así disfrutar de cada momento. Seguro que eso se refleja también en las fotografías resultantes. Es inevitable que este día va a estar lleno de emoción y nervios, pero son sentimientos positivos que guardaremos para siempre en nuestros recuerdos.

Es muy recomendable que el novio esté 20 minutos antes en el lugar de la celebración. De esta manera, podrá recibir a todos los invitados. Son momentos de muchos nervios y expectación, pero también de muestras de afecto de nuestros familiares y amigos. Es importante pensar de antemano cómo queréis hacer la entrada, si juntos o por separado. También cómo van a entrar tanto padrinos como contrapadrinos y cómo se van a sentar dentro, si junto a vosotros o no.

Se debe tener pensado también si al final de la ceremonia vais a querer ser fotografiados por el fotógrafo de boda en el altar con familiares y amigos. También cómo vais a efectuar la salida, si antes que los invitados o conjuntamente. O si os esperarán todos los invitados fuera para dar pie a la famosa lluvia de arroz y pétalos.

Cuando efectuéis la salida, tendréis que decidir si haréis fotos con los invitados. Esto puede tener lugar o bien en los alrededores del lugar de la ceremonia o bien en la zona del aperitivo. Hay que pensar también en la logística de los invitados, para que el transporte hacia el banquete sea lo más ordenado posible. Si lo organizáis bien podéis ahorrar aquí un tiempo precioso para aprovecharlo en disfrutar con los vuestros. Podéis organizar un servicio de autobús, haciendo saber a vuestros invitados el lugar y hora exacta de salida. En caso contrario, podréis designar a una persona responsable de dar las indicaciones precisas de la ubicación del banquete. Luego ya, en el lugar del banquete, el metre se encargará de organizarlo todo.

Son muchos pequeños detalles los que hay que tener bajo control. Sorpresas varias, decoración, regalos, música, etc. Nos serviría de gran ayuda designar personas responsables de confianza para ciertos temas, de tal manera que puedan ser ellas las que resuelvan cualquier incidente que surja por el camino. Se está todo organizado y controlado con antelación nos va a aportar el día un mayor disfrute. Si no queréis cargar con esa responsabilidad a ninguno de vuestros invitados, siempre podréis delegarlo en un profesional que ponga cuidado en todos los detalles.

Por último, tenemos que prestar atención a la logística de regreso. Después de todo el día de fiesta, emoción, nervios y sobre todo diversión, nos espera el autobús de vuelta que habremos acordado previamente a una hora concreta. Los novios podéis volver con todos en el autobús o también podéis contratar un coche con conductor que os lleve a donde tengáis previsto pasar vuestra primera noche de boda.

 
 
Este artículo también te interesa…

Ejemplos De Agenda De Boda