Cómo elegir el tipo de ceremonia de boda

fotografo de boda Vitoria

Hoy en día las posibilidades están abiertas a una infinidad de variantes. Desde casarse en una playa ideal, o en un castillo medieval, o una celebración campestre en un idílico entorno. O sin ser tan creativos, en la sala de plenos del ayuntamiento de nuestra ciudad. O incluso los más tradicionales, en la iglesia que nos ha visto crecer. En realidad son innumerables los lugares que pueden dar cabida a un evento de tales características.

Con todo este abanico de opciones encima de la mesa, tenemos que decidirnos en base a unos factores que van a tener que ver sobre todo con el significado que para vosotros tenga el ritual por el que os casaréis, así como el lugar que escojáis.

De esta manera, vamos a ver los diferentes tipos a elegir, así como los lugares donde realizar, los euros que cuesta y el tipo de protocolo que implica.

Vamos con la elección del tipo de ceremonia.

En este apartado tenemos que apelar a las emociones. Hay que mirarse hacia adentro para descubrir cuáles son nuestros sueños. Aun así, aquí va a pesar, y mucho, nuestras tradiciones. Que en cierta manera estarán también muy vinculadas con nuestra parte más emocional. En cualquier caso, no deberíamos perder de vista el sentido práctico. Con todo esto en nuestra cabeza, tendríamos que ser conscientes de que el día en el que demos el sí quiero, tiene que ser el mejor día de nuestra vida. Quedando grabado en nuestro interior para el resto de nuestros días.

Sea como sea, hay que tener claro que esto es una decisión personal. Son vuestros sentimientos los que os tienen que guiar a la hora de decidiros por una manera o por otra. No hay do personas iguales por lo que cada uno deberá tomar sus propias decisiones a este respecto. Pero eso sí, sea cual sea vuestra decisión, si ha nacido del interior, es perfectamente válida. En verdad hay muchas alternativas y todas buenas. Lo importante es que la que elijáis sea coherente con vuestra forma de ser y cómo siempre lo habéis imaginado. Lo más importante es que no olvidéis el motive por el cual habéis decidido llegar hasta aquí.