9 consejos para organizar una boda

fotografo de boda Vitoria

Antes de entrar a detalle con todo el meollo de organizar una boda es importante hacer hincapié en estos nueve consejos. Lo que te voy a contar tiene su origen en la experiencia de haber pasado ya por muchas bodas y conocer a muchas parejas que han vivido la experiencia de la misma manera que la vais a vivir vosotros.

Consejo número Uno.

Haced vuestra boda como os dé la gana. Creo, sinceramente, que es así como debería ser en todos los casos. En el momento en el que os deis cuenta de que esto es posible, veréis como se abre un mundo lleno de posibilidades.

Consejo número Dos.

A veces lo único que se necesita es un pequeño empujón para tomar una decisión. El miedo a equivocarnos, nos atenaza fuertemente. Aunque os pueden aconsejar y apoyar, al final, sois vosotros mismos los que tenéis que tomar las decisiones. Habrá veces en las que acertéis y otras en las que no tanto. Pero, sea como sea, es importante que aprendáis a relativizar las cosas.

Consejo número Tres.

Esto de organizar una boda es más o menos como estar metido en una montaña rusa de emociones. Probablemente haya días en los que estéis arriba llenos de energía e ilusión. Pero también habrá otros en los que os invadirán los nervios. No os preocupéis. A todo se acostumbra uno en la vida. Es cuestión de convivir con esta locura de sensaciones. Llegados a ese punto, podemos pensar que es hasta divertido

Consejo número Cuatro.

Es importante ser realista. Hay que tener los pies en la tierra a la hora de planificar nuestra boda. Tendréis que ser conscientes de hasta dónde podréis llegar en todos los sentidos. Es importante tener claro que no hay bodas mejores ni peores. Esto no tiene nada que ver con una competición. Hay que centrarse en el objetivo, que no es otro que nuestra boda, que va a ser GENIAL!!!

Consejo número Cinco.

En el momento en el que toméis una decisión, porque la tenéis clara y porque es eso lo que queréis para vuestra boda, a otra cosa mariposa. Siempre va a haber por ahí más inspiración y más posibilidades, pero hay que aprender a decir basta, hasta aquí, esto es lo que quiero. Deberéis aceptar, que la decisión que habéis tomado es realmente la que queríais.

Consejo número Seis.

Estamos preparando nuestra boda, que es única. No estamos preparando 20 bodas. No se puede tener todo. Siempre hay que renunciar a algo. Puede ser porque no encaja con el estilo que hemos fijado, o porque no hay tiempo. Eso no es un problema, no pasa nada.

Consejo número Siete.

Todo esto es por vuestra familia y vuestros amigos. De otra manera no estaríais realizando todos estos preparativos para esta fiesta. Lo que queréis es disfrutarla con ellos. Por tanto, tenedlos siempre presentes a la hora de tomar las decisiones. No los dejes de lado. No me cabe la menor duda de que ellos querrán participar de este proceso con vosotros. Vuestra boda también a ellos les hace felices. Es importante que tengáis claro que vosotros tenéis las riendas. Pero habrá muchos momentos en los que los necesitaréis. Tened por seguro que les alegrará que les hagáis partícipes.

Consejo número Ocho.

Son muchos los pequeños detalles que hay que ir preparando para organizar una boda. Esto os sumergirá en pequeños caos a diario. Son un montón de cosas, un montón de decisiones, un montón de preparativos. Normalmente no se tiene mucho tiempo para hacerlo todo. Por tanto, un consejo importante es que entendáis que sois un equipo. Estáis los dos en esto y estáis los dos para todo. Tanto para repartir tareas, como para tomar decisiones. Sois un equipo y vais a salir a ganar.

Consejo número Nueve.

De todos estos preparativos, toda esta organización, llamadas de confirmación de citas, correos a proveedores, decisiones si os quedáis con esto o lo otro. En verdad, son muchas cosas. Pero no tenéis que olvidaros de vosotros mismos. Estaría bien que sacaseis algún tiempo para hacer juntos lo que más os guste. Por ejemplo, ir al cine, ir al parque a pasear, una excursión al aire libre para oxigenar la mente. A la vuelta lo retomaréis con más energía. En esta vida todo puede esperar, os lo aseguro. Es importante que reservéis un día para descansar de la boda. Por lo menos, ese día de descanso, deberes limitaros a disfrutar de estar juntos. Ya veréis como es una buena inyección de energía para seguir adelante.